viernes, 17 de febrero de 2012

Novias cómodas: zapatos Enepé

Hoy quiero hablar de un complemento indispensable para una novia: sus zapatos. Muchas veces el presupuesto de la vestimenta de la novia se puede incrementar perfectamente de cien a doscientos euros, y muchas veces en unos zapatos que al final acaban haciendo daño a la novia, bien porque tienen un tacón inadecuado o porque no es a lo que está acostumbrada ella. Mi consejo en estos casos es o bien tener un segundo par tipo bailarinas para después de la ceremonia, o si nuestro presupuesto no nos llega, comprar desde el principio unos zapatos todo terreno, que nos permita ir elegantes y al mismo tiempo cómodas.
Para esto quiero comentar sobre una página web de venta de zapatos de novia, que ofrece multitud de modelos de calidad de todos los precios, formas y alturas. Se trata de zapatos Enepé
Tiene una interfaz de búsqueda muy cómoda que te permite cribar por tacón, color, talla y precio, aunque tiene un fallo muy gordo y es que no ordena correctamente los modelos por precio. 
Estos son algunos de los zapatos de aspecto más cómodo que he encontrado. Los precios van a partir de los cincuenta euros:
Modelo Pura. Este modelo cuesta exactamente 50 euros, y es lo que llamaría un todo terreno. Se puede elegir entre un diseño raso como el de la foto, o con encaje.
Modelo Greta. Precio 135 euros.
Modelo Ágata. Precio 135 euros.
Bailarina Footzyrolls. Precio: 29 euros. Trae su bolsa para meter los otros zapatos cuando nos ponemos cómodas.
Modelo Blanca. Precio 135 euros.
Modelo Dulcinea. Precio 135 euros.
Modelo Marta. Precio 139 euros.
Modelo Nuria. Precio 139 euros.
Modelo Rocio. Precio 139 euros.
La mayoría de los adornos se pueden quitar, e incluso en aquellos modelos que no los traen, podemos añadirle los adornos que queramos, los cuales se pueden comprar en la misma página web desde 15 euros.
La tienda posee más de cien modelos, cada uno de los cuales ofrece en distintos colores. Es cierto que no es precisamente barata, pero creo que la relación calidad precio es razonable, ya que hoy en día es difícil encontrar zapatos blancos de novia por menos de 100 euros. Aunque estaría encantada de estar equivocada si alguna de nuestras lectoras nos sugiere alguna tienda económica.

2 comentarios:

abrahamjpalma dijo...

Ciertamente si tienes mucho donde elegir, es más posible que encuentres un calzado cómodo. Pero sin llegar a probarlo, ¿cómo sabes que es cómodo? Lo del tacón alto, mientras no sea una cosa exagerada, no debería ser una incomodidad para la mayoría de las mujeres, que ya están acostumbradas a andar casi todo el día con tacón. Por exagerado, me refiero a que no permita apoyar peso en el talón y vaya todo el peso al empeine.

Además, para un día que es el que más te vas a exibir, ahora vas a sacrificar una imagen que es para toda la vida por un dolor de pies de un día.

...

Aspectos que hacen que un calzado sea cómodo:
1º que las dimensiones se ajusten bien al pie. Si sobra mucho espacio en algún sitio el pie se abre o el zapato se escapa, mientras que si está muy apretado se nos deforma el pie.
2º que la suela protega contra las irregularidades del suelo. Debe ser ligeramente flexible, pero no se debe hundir por ningún sitio.
3º debe tener algo de tacón, entre bajo y medio.
4º El material del zapato debe sujetar con firmeza sin estar rígido (aquí es donde fallan los zapatos nuevos, por eso conviene usarlos un poco antes).
5º Que deje transpirar.
6º Que esté adaptado a la climatología. Prueba a usar un zapato tipo chancla en el mes de enero.

Ah, y si quieres tener los zapatos impecables ese día, evita los acabados en tela u otros materiales hidrófilos. Cualquier mancha o suciedad se nota enseguida, porque son blancos, y no hay manera de limpiarlos.

La Gran Hermana dijo...

Estoy de acuerdo contigo. De todas maneras por experiencia, si vas a llevar el zapato durante muchas horas, por muchas precauciones que se tomen, es inevitable que el pie sufra (hasta el zapato más gastado acaba haciendo daño después de doce horas de fiesta). Por eso siempre aconsejo unos zapatos de repuesto cuando el banquete ya esté avanzado y ya no importe lucir el zapato, más todavía cuando el vestido de novia normalmente cae hasta el suelo y casi no se luce el calzado.
Lo mejor son unos zapatos blanditos de horma y suela (las plantillas de silicona son muy socorridas en estos casos. Y cuanto más gastados mejor. Y es que el pie a esas alturas está tan hinchado que necesita respirar y descansar un poco.

 

Mis Vestidos de Novia © 2008. Template Design By: SkinCorner